miércoles, 6 de enero de 2010

NO PUEDO PROMETER NO CONTINUAR

En el día de hoy he recibido otra serie de fotografías, pero esta vez acompañadas de una carta, en donde, por primera vez, el artista extendido se dirige a mí y me explica lo ocurrido. El final de esa carta da título a esta entrada. Fue conmovedor. No es sensiblería, quien me conoce sabe que no cedo facilmente a las dulzuras del sentir, como le llaman. Y es extraño, todo este tiempo estuve tratando de demostar que lo ocurrido servía para probar que el artista era una funciòn, una funciòn logica. Que alguien encarnaba, es cierto, incluso le dedicaba una vida, pero encarnarla era asumir como propio un programa ajeno, radicalmente ajeno. Y al recibir esta carta, y las fotos, sentía a esta persona como muy proxima - como alguien muy proximo - y no como una funciòn. Lo curioso es que no la conozco. No se quien es, ni puedo deducirlo, o adivinarlo. Nada. Muchas personas han ocupado ese sitio, y varios de los que se enteraron tenían sus sospechas. ¿Como alguien puede ser un desconocido y a la vez alguien tan cercano? Este es el nucleo del arte. Solo que estamos acostumbrados a experimentarlo en el teatro, o en los personajes del libro. Ellos suscitan en nosotros resonancias y sentimientos que solo despertaría alguien cercano. En las artes visuales es diferente. No es frecuente personalizar de tal modo una figura. Si bien uno puede experimentar el cuerpo de la Criada de Centurión, poniendose las medias al levantarse, y puede respirarse el aire de su cuarto, se trata de una figura, una figura universal, y sus particularidades, que fueron elevadas a la categoría de signos universales, despiertan antes en nosotros la viviencia de lo bello.

He tomado la decisiòn de publicar la carta en este blog . Si bien su contenido parece personal, es parte de la obra. También voy a subir una de las cinco fotos recibidas, forman una secuencia que dice: ME SIENTO - BIEN - ENTRE - MILES. Y hay otra foto que no tiene leyenda. Como pueden observar, se trata de un acierto el colocar la piedra entre otro montón de ellas, mas pequeñas, pero que igual trasmiten el sentimiento de abandono.


Tanto en la carta, como en la secuencia de fotos, encontré un entendimiento con esa persona que se ha tomado todo este trabajo en nombre del arte. Eso solo ya bastaría. Pero además, en esta tanda, creo que se ha aventado el riesgo de lo obvio y lo conseguido supera tanto la inteciòn mía, como la de el/ella, que ha conseguido ser alguien y cualquiera.


El acto ha sido cometido. Solo queda hacerse cargo de las consecuencias. Así en el arte como en la vida. No vale decir luego: yo no sabía. Porque cuando un acto es de verdad, solo a posteriori sabemos que nos ha modificado.
QUERIDO ARTISTA SORPRENDIDO AL QUE LE HA SUCEDIDO UN CASO

Ud. sabe que miles de circunstancias originan una acción…miles de circunstancias pueden originar una acción directa en comodoro Rivadavia a las 5 p.m. de un día cualquiera…y…un simple arrebato transmuta en obra extendida.

Creo que primeramente fue la identificación con la piedra. Con el objeto, con la cosa inerte que era abandonada, sin más. Más aún confesaría que fue un impulso al sentir que el objeto era primero hallado, luego trasformado y finalmente vuelto a abandonar…Es demasiado para una sola vida…Hasta para la vida de una piedra…El objeto no sólo nos invita a poseerlo, nos lo exige…Y vos no lo hacés…¿No lo hacés? O las decisiones que tomás no son un modo de poseer…que se yo..digo…Así que primero si, tenés razón, fue mi lado femenino, el de proteger, el del despecho y la venganza…son cualidades femeninas ¿no?... ¿O no?

La otra circunstancia es la situación del propio artista…, y el encuentro con su “fan”…, el que simplemente quiere llevarse una parte de la obra cual fetiche…Llegar a poseer una parte del artista a partir de poseer una parte de su obra y, ¿Por qué no?...y…si…, también fue un impulso.

La tercera circunstancia es jugar con la certeza del poco o nulo valor que tiene para la ciudad de Comodoro Rivadavia la obra de un artista…un artista reconocido…un artista re – conocido…con una gran trayectoria…Y, según yo sepa, no pasó mucho, mas allá de la sabia aceptación del artista de este supremo juego que transforma una acción en obra en si misma… o no…Todavía este punto está en discusión…creo.

Admitiré que no es fácil sostener tanto análisis, para un/una artista que piensa desde un hacer conciente pero entrañablemente impulsivo/reflexivo. Leer tu blog, estimado José…es encontrarse con las enmarañadas leyes de un pensamiento Lacaniano casi puro. Excesivamente barroco…Así y todo tratare de comprender lo que mi obra extendida provoca en tu pensamiento extendido…Desde el profundo respeto, amor y admiración.

No puedo prometer no continuar…Mi lado Femenino es más fuerte.

El/La Artista Extendido/A




Esta imposibilidad de situar a alguien como el agente de esta experiencia, hace que la ficciòn alcance a cualquiera. Y eso es bueno. Cualquiera podría haber sido. Dejemos que secreto y el misterio hagan lo suyo. Esta ciudad en que vivimos esta llena de mitos, y empalagada de nostalgia, pero no ha conseguido aún fundar su ficciòn. Los escritores, los historiadores, buscan afanosamente en el pasado, pero no buscan la verdad, que podría dar lugar a la ficciòn. No, buscan confirmar el mito que nos funda: el del el olvido y el depojo, y su contracara: la resistencia heroica o sometida. Quizas este secreto, que guarda una pequeña profanaciòn, sea uno de los puntos donde pueda anclarse la ficcion. Ahora todos somos sospechosos de haberlo hecho, incluso yo mismo. No es un mal punto de llegada. Pero es hora de dejar.

4 comentarios:

  1. asisto con asombro estético a un diálogo de tres entidades donde artista, profanad@r y personaje principal (obra de arte-piedra dos veces levantada) me trasladan la mirada como en una obra de teatro que me obliga a seguir el discurso de cada uno. Dónde iremos a parar, nosotros mudos testigos, público lector?..

    ResponderEliminar
  2. ¿Que tal una migraciòn masiva de piedras? Un fenómeno de esos que deja mudos a los periodistas de los medios masivos (ya que no hay ningún muerto del que hablar).Una especie de procesiòn de piedras que si de que hablar a los que esperan el fin del mundo. Y las agencias de turismo propongan un seminario sobre "APROVECHAMIENTO DEL RECURSO PIEDRAS"
    Q'vacer...es verano y la imaginaciòn se calienta.

    ResponderEliminar
  3. Esta bien lo de las tres entidades que dice Negri, de tanta fascinaciòn con la persona del profanador, me olvidé que la piedra, es tan importante como ella. De hecho le presta soporte a la ficciòn.

    ResponderEliminar
  4. resignificacion, que palabra tan usada y ta "potente", resignificar,continuar la obra de un artista, tomar lo que no es de el....de quien es el arte?...a quien pertenece?...la obra es del artista? o deja de serlo una vez que la expuso...mmm que dilema se hizo realidad, se materealizo lo dicho.
    Ahora bien, veo,noto, mucha nostalgia en el hecho concreto del "ladron", por lo menos sus palabras abrazan su defensa y eleva al ARTISTA que creo esas obras....mejor sigo escuchando=mirando esta obra desde mi butaca
    saludos, Pablo Picapiedras

    ResponderEliminar